Período de sequía agudiza déficit eléctrico nacional

CORREO DEL CARONI

Fenómeno de El Niño revive situación del 2009-2010, advierte experto hidroeléctrico.

Guayana soporta el mayor peso del racionamiento nacional, desde que se declarara la crisis eléctrica que aún no ha sido superada
Guayana soporta el mayor peso del racionamiento nacional, desde que se declarara la crisis eléctrica que aún no ha sido superada

El fenómeno oceanográfico y natural de El Niño regresó. La sequía ya es un hecho y empieza a mostrar sus consecuencias en el país, especialmente en los embalses del Caroní, de cuyas centrales hidroeléctricas depende entre un 60 y 70% de la generación eléctrica del país.

El ingeniero José Aguilar sostiene que desde el 15 de abril del 2010 hubo treinta meses de abundancia en aportes hídricos al Caroní, pero desde el 15 de octubre del 2012 retornó la época seca, trayendo consigo la posibilidad de revivir la crisis eléctrica en condiciones similares a las del 2009-2010.

Actualmente el nivel del embalse de la central hidroeléctrica Simón Bolívar (Guri) está en la cota 260,87 metros sobre el nivel del mar (msnm), siendo su punto máximo la 271 y el mínimo la 240 msnm. El descenso en la cantidad de agua ocasiona que en la casa de máquinas II de Guri comience a perder potencia, impactando la cascada “a razón de 180 megavatios por metro por debajo de la cota 261 msnm, esta pérdida de potencia no podrá ser resarcida por las centrales Caruachi y Macagua, solamente puede ser repuesta por el parque térmico de oriente, centro y occidente”.

El experto detalla que de las 52 turbinas o máquinas generadoras de electricidad que tienen las centrales del Caroní están indisponibles en Guri la 2, 5, 10 y 16; Caruachi 2, 8 y 9; Macagua I 4 y 6; que suman 9 unidades fuera. A estas se agregan que en Macagua II los generadores 11, 17 y 18 “sólo pueden ser usados en caso de emergencias por su avanzado deterioro”, en términos prácticos hay 12 máquinas fuera, quedando sólo 40 funcionando.

Las turbinas que sí están disponibles dependen de los niveles del embalse. Si este es óptimo pueden dar un máximo de generación, pero a medida que la sequía hace mella la potencia (su capacidad para generar energía) disminuye; por lo tanto la afectación que El Niño tiene sobre la cuenca del Caroní podría limitar la generación de electricidad considerablemente, obligando a la aplicación de racionamientos aún mayores, porque no hay energía térmica que pueda respaldar la ausencia de agua.

Dependencia directa

José Aguilar afirma que al disminuir la cota de Guri por debajo de los 240 msnm deberán empezar a ser apagadas al menos 8 máquinas, salvo las unidades 13 y 14 de la casa de máquinas II, lo que en total daría una generación de poco menos de 5 mil megavatios.

El ingeniero advierte por tanto un panorama sombrío. “Guri es nuestra principal fuente, y todos los ciclos de abundancia hidrológica han sido seguidos por ciclos de contracción a los aportes, y eso lo reseña la historia hidrológica del Caroní estudiada desde 1950”.

A lo anterior se añade la mala administración del recurso hidrológico y el retraso en la puesta a tiempo de la capacidad térmica serían las causantes de una disminución de la oferta, en momentos cuando la demanda aumenta por el calor.

“Todo esto trae serias implicaciones. Guayana se encuentra relegada, marginada. Su demanda actual es la misma que la que tenía en 1988, lo que implica un retraso de 25 años. Tras 30 meses de hidrología récord, que ya comentamos, las empresas no volvieron a ser activadas y la región quedó anulada. Ahora con un ciclo de contracción muy posiblemente las empresas no podrán ser reactivadas en lo que queda 2013 y 2014”.

Más apagones

En cuanto al escenario nacional, “dada la pobre y crónica disponibilidad del parque térmico de generación, complementario a Guri, continuará un desempeño por debajo del estándar lo que será más presión para la central. Y ante el descenso del mismo en potencia podemos garantizar que habrá continuidad de apagones y racionamientos”.

Señala José Aguilar que la central Manuel Piar (Tocoma), de haber entrado en funcionamiento, hubiera permitido aliviar tal situación, pero los rezagos constantes en su construcción dan cuenta que no estará lista sino hasta después de 2014. Recuerda que en el proyecto original de la extinta Edelca, Tocoma debió ser entregada en 2007.

“De existir unidades en Tocoma disponibles eso permitiría que el embalse de Guri durara más ante la evidente sequía que está en todo el territorio. Pero Tocoma, su primera unidad quizás entre en el tercer trimestre del 2013”.

Sabotaje vs negligencia

El presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Argenis Chávez, denunció esta semana “sabotajes interno y externo” que ocasionan fallas en el SEN y por ello es que la población sufre de apagones.

Sobre esto Aguilar considera inconcebible y una negligencia “imperdonable” que el SEN esté como esté teniendo en cuenta que sólo entre 2010-2011-2012 y lo que va de 2013 se han asignado al sector 38 mil 500 millones de dólares, dato extraído de las memorias y cuentas del Ministerio de Energía Eléctrica, Pdvsa, el Ministerio de Petróleo, así como el extinto Ministerio de Industrias Básicas y Minería (Mibam), que también invirtieron en electricidad, siendo muy llamativo la instalación de una planta termoeléctrica en Sidor, “que a la fecha no ha aportado ni 1 vatio al país”.

“El que Venezuela se vea vulnerable ante los embates de la naturaleza es inaceptable. Esto evidencia que la gestión de Corpoelec, Pdvsa y el extinto Mibam es totalmente inadecuada, corrupta, por las consecuencias y el daño a la economía nacional. Es indignante e inmoral que las altas autoridades eléctricas del país, en el ejecutivo y la electricidad recurran, como excusa a la tesis del sabotaje, porque han tenido todo el tiempo, todos los recursos, toda la abundancia hidrológica y decretos para haber resuelto el problema”.

Sobre la posibilidad de más racionamientos, es decir cortes no programados de electricidad, predice que “van a continuar hasta gravitar en creciente intensidad hacia el oriente, centro y occidente, salvo la capital por la discriminación eléctrica (a Caracas no se le raciona) y en el caso de Guayana a esta no la pueden racionar más”, porque está en el mínimo de consumo posible producto de las medidas aplicadas para favorecer en especial a la capital de la nación.

____________________________________________________________

Cifras relevantes

  • 30 mil 451 megavatios están instalados en el SEN, de ellos 53,6% son hidroeléctricos, 46,4% termoeléctricos y 0,02% eólicos.
  • De los 14 mil 115 megavatios térmicos 8 mil 438 megavatios están indisponibles, 40,3% están activos pero con bajo desempeño.
  • 21 mil 500 megavatios debería ser el consumo real de los venezolanos, dado el crecimiento poblacional anual y las premisas económicas prometidas, pero no cumplidas para este 2013.

http://www.correodelcaroni.com/index.php?option=com_content&view=article&id=226059:periodo-de-sequia-agudiza-deficit-electrico-nacional&catid=62:ciudad&Itemid=125