Racionamientos de agua y luz podrían recrudecer

DIARIO LA VERDAD (ZULIA)

 

Una vez que el fenómeno empiece, sus efectos podrían vivirse de cinco a 12 meses, por lo que se espera que las restricciones de los servicios aumenten. A los expertos ambientales les preocupa que El Niño se manifieste en el país cuando los embalses tienen bajos niveles de agua

De no tener un plan de contingencia bien definido, en el país se podría terminar el 2014 y comenzar el 2015 con racionamientos de agua y electricidad más severos. Juan Carlos Sánchez, doctor en Ciencias Ambientales y profesor en la Universidad Central de Venezuela (UCV), advierte que podría repetirse la misma situación que ocurrió en 2009, un año donde el racionamiento de los servicios reinaron.

«Estamos en un período de sequía y vamos a entrar en el fenómeno de El Niño, eso es lo preocupante. Nos va a sorprender con los embalses bastante bajos, es posible que vuelva a ocurrir una reducción de la generación eléctrica en la central del Guri, por lo que va a obligar a tomar medidas drásticas en cuanto a la energía eléctrica».

Este año las medidas se deben tomar con antelación a la llegada oficial del fenómeno, que se estima se manifieste a finales de año. «Una vez que esté presente en Venezuela, su duración puede oscilar entre cinco y 12 meses». Situación que extendería el racionamiento de los servicios hasta mediados del 2015, aproximadamente. «La sequía se viene registrando desde marzo, esto ha sido debidamente medido y referenciado por el Inameh, que lleva todas las estadísticas de lluvia, este año la cifra está por debajo de los niveles normales».

Anticipación

Añadió Sánchez que este tipo de comportamiento meteorológico puede ser anticipado hasta por 10 meses, según los registros de National Oceanic and Atmospheric Administration, dedicada al estudio atmosférico.

«Para que esos embalses se vuelvan a llenar, van a tener que pasar bastantes meses. Finalizaríamos este año y comenzaríamos el próximo con racionamiento». La regulación del líquido ya se está viviendo en seis municipios del Zulia. Con la visita de Miguel Leonardo Rodríguez, ministro de Ambiente, se anunció el cambio de frecuencia de este servicio para Maracaibo, Mara, Miranda, San Francisco, Almirante Padilla  y Jesús Enrique Lossada, todos contarían con el servicio 36×36. También se anunció la posibilidad de bombardear las nubes para forzar las precipitaciones en las cuencas Socuy, Cachirí y Palmar.

La sequía extrema apenas comienza. «Las aguas se están empezando a calentar. Cuando uno mira el calentamiento, la velocidad y la cantidad medida en grados centígrados que se tienen para esta fecha, permite adelantar que habrá fenómeno de El Niño a finales del año. Este año el proceso de formación es bastante rápido». Explicó que este es un fenómeno natural que existe en el planeta desde que este existe. «Si se calientan las aguas es que se le llama El Niño; y cuando se enfría se le llama la niña. Es un fenómeno de oscilación natural de esas aguas oceánicas».

Medidas

En los embalses siguen bajando los niveles de agua. Aproximadamente tres centímetros diariamente en Manuelote, la misma cantidad en Tulé y 15 en Tres Ríos, informó Freddy Rodríguez, presidente de la Hidrológica del Lago de Maracaibo, por lo que se estudia una nueva medida. «Se aplicará, en los próximos días, un nuevo esquema de servicio de 36×72». Hasta ahora, el agua le llega a Maracaibo con una frecuencia de 36×36.

http://www.laverdad.com/zulia/54986-racionamientos-de-agua-y-luz-podrian-recrudecer.html