Valeranos descontentos con apagón del lunes

DIARIO DE LOS ANDES (TRUJILLO)

Las calles de la ciudad se encontraban solas durante el apagón.

Tras el apagón de este lunes, valeranos comentan como les afectó. Los encuestados, de diferentes sectores dijeron que no están convencidos de que este hecho sea un sabotaje. Es así, como termina un episodio más de una situación que se vuelve constante y como dijo alguien por ahí: «Algún día veremos la luz»

Tras el apagón de este lunes, valeranos promedian de que manera les afectó este evento durante la noche, sobre todo por las molestias causadas a los niños a la hora de dormir por el calor, quienes iban saliendo de sus trabajos no consiguieron transporte público y en negocios como bodegas y panaderías se dañaron productos que deben se refrigerados de forma permanente.

Los encuestados, de diferentes sectores de la ciudad, como La Floresta, Santa Cruz y Las Acacias, dijeron al equipo reporteril del Diario de Los Andes que no están convencidos de que este hecho sea un sabotaje, sino que simplemente este gobierno ya no está en sintonía con el pueblo y ha demostrado una deficiencia en el sistema eléctrico nacional por la regularidad con la que se dan los apagones.

Comentaron que en diferentes municipios del estado en horas de la mañana de este martes, aún no se había restablecido el servicio eléctrico teniendo como consecuencia la preocupación de sus habitantes, ante una situación que cada vez es más frecuente en la región trujillana.

En varias zonas de la ciudad de Valera, aunque había llegado la luz, aproximadamente a las 11 y 30 de la noche, ésta se volvió a ir en varias oportunidades hasta que regresó en unos sitios a las 2 am y en otros a las 5 am.

«Por esto y muchas cosas más este 8 de diciembre vamos a salir a votar bien temprano. Este gobierno no está en sintonía con el pueblo ya. No es como cuando estaba Chávez», enfatizaron algunas personas que entraban en la conversación pero que no quisieron dar sus nombres.

Y es así, como termina un episodio más de una situación que se vuelve constante y que nos afecta a todos por igual, sin distingo de tendencias políticas. Dijo alguien por ahí: «Algún día veremos la luz».

Cacerolas

A propósito de la interrupción del servicio eléctrico en más de 9 estados del país este lunes en la noche, en algunos sectores de la ciudad de Valera se pudo escuchar como volvía el pueblo a darle a la «cacerola» como una demostración de descontento ante esta situación.

Afectados 

Heidi González: «Cerramos el abasto porque sabíamos que llegaría tarde el servicio eléctrico. Aquí se nos dañó la leche líquida y vendemos empanadas, pero no hicimos porque la luz llegó a las 5 de la mañana».

Emma García: «Nos afectó mucho, sobre todo para llegar a la casa que al final lo hicimos casi a las 9 de la noche porque no conseguíamos buseta. No pudimos dormir bien por la plaga que hay en el parque».

 Pedro Briceño: «También tengo una bodega y perdí parte del pollo y la carne que tenía en el negocio porque el servicio de la luz llegó aproximadamente a las 4 de la mañana. No creo que esto sea saboteo».

María Carolina Carreño: «En la panadería lo que nos afecto más que todo fue en productos como los helados, ya que todos se derritieron, y los refrigerados porque la luz regresó en horas de la madrugada».

Manuel López: «Afectó mucho a los niños que no están acostumbrados a dormir sin aire acondicionado o sin ventilador. En el sector donde vivo llegó a las 11: 30 de la noche y se volvió a ir hasta las 2 am».

Ramón Rivas: «Nos afectó mucho, estábamos en la Iglesia cuando se fue la luz, salimos y pensamos que solo sería en el sector. La sorpresa fue cuando nos enteramos que era en Trujillo y parte de Venezuela».

http://diariodelosandes.com/content/view/239861/105968/