Sindicato de Corpoelec atribuyó foco de COVID-19 en Planta Centro a trabajadores cubanos

Planta Centro. Foto Archivo

El Carabobeño

 

Kevin Arteaga González


El descuido es evidente. Según Norma Torres, miembro del Sindicato de Corpoelec en el estado Carabobo, el foco de al menos 13 trabajadores contagiados por COVID-19 en Planta Centro, entre Puerto Cabello y Juan José Mora, se habría generado tras la llegada a la termoeléctrica de un grupo de trabajadores cubanos desde Zulia, estado con el mayor número de casos positivos en el país, con mil 197.

La directiva del sindicato afirmó que los técnicos cubanos forman parte del convenio Cuba-Venezuela. Presuntamente “ya venían contagiados” desde Zulia cuando llegaron a la termoeléctrica carabobeña para ejecutar reparaciones en las unidades 5 y 6. “Ahora bien, si saben que el foco es allá (Zulia), ¿por qué no hicieron los exámenes previos? Hubo mucho contacto con mucho personal cuando vinieron a trabajar acá”.

La vicepresidenta del régimen madurista, Delcy Rodríguez, hizo mención a estos casos por primera vez el 18 de junio, cuando reportó el contagio de un trabajador del sector eléctrico, de 57 años, que había viajado a Zulia. Luego, el 25 de junio la misma vocera confirmó seis casos de empleados de una compañía estatal en Carabobo. Finalmente, el 28 de junio, Lacava informó que se trataba de un foco de al menos 13 trabajadores de Planta Centro.

Actualmente los trabajadores procedentes de Cuba se encuentran aislados en los campamentos, que no son carpas sino patios que dejó la delegación proveniente de China cuando trabajó allí. “A ellos sí se les está haciendo su desinfección”, mientras que en las instalaciones operativas de planta y de todas las dependencias de Corpoelec, no está sucediendo de la misma manera, denunció.

Debido a la contingencia ocurrida con las unidades 5 y 6, aseguró, Planta Centro se convirtió en una instalación frecuentada en mayor parte por personal del área operativa. Sin embargo, allí confluyen trabajadores de generación, transmisión y distribución de otras sedes, así como también chóferes y “muchas personas que están en contacto”, quienes no cuentan con equipos de protección porque “realmente Corpoelec no cumple con la normativa contra esta pandemia”.

Para Torres, las condiciones de Corpoelec en general son graves. Alertó que la estatal no suministra a su plantilla de empleados agua potable, “porque tiene larvas y está sucia, y mucho menos estos implementos (de bioseguridad) que son costosos para el trabajador que gana entre 800 y 900 mil bolívares mensuales, más un bono de un millón 300. No da para tener estos equipos de tapabocas”.

A su juicio, se trata de un atentado contra los trabajadores, “que lamentablemente tienen que trabajar para subsistir”. Esto se ha visto reflejado en la nómina actual de Corpoelec, que según la sindicalista, disminuyó significativamente y quedaron muy pocos trabajadores con la pericia requerida para el óptimo desarrollo de la empresa.

Sobre la cantidad de trabajadores que estarían expuestos al riesgo de contagiarse, le dijo al periodista Ricardo Graffe durante una entrevista radial a través de Unión Radio Valencia: “No te puedo decir el número actual de trabajadores porque está muy restringida la información (…) Pero todo el personal operativo y administrativo que está laborando, está en riesgo porque no hay condiciones de salubridad ni de higiene”.

https://www.el-carabobeno.com/sindicato-de-corpoelec-atribuyo-foco-de-covid-19-en-planta-centro-a-trabajadores-cubanos/